4 consejos de planificación que debes seguir antes de cambiar tu piso

Influye en la estética de un espacio y en la limpieza. Un suelo bonito es la base perfecta sobre la que crear una habitación encantadora.

Antes de que se enamore de un nuevo tipo de suelo, contrate a un contratista o piense dónde irán sus muebles mientras se instalan los suelos, haga sus deberes. Saber qué esperar puede ayudar a reducir la ansiedad a medida que el proyecto se pone en marcha. Siga estos consejos de Modrego Interiors:

1. Averigüe sobre su suelo actual

Los pisos de vinilo y asfalto pueden contener abestos. Cuando el piso se rompe, se desgarra o se daña de alguna manera, los asbetos se liberan en el aire. La OSHA informa que la inhalacion del asbesto puede causar graves enfermedades de los pulmones y danos a otros organos, muchos de los cuales no aparecen hasta anos despues de la exposicion.

Si su actual suelo de vinilo o asfalto fue colocado antes de 1978, es muy probable que tenga asbetos, según The Inspectors Journal. Ese suelo no se considera peligroso si no ha sufrido ningún daño. Sin embargo, si hay que retirar su antiguo suelo, asegúrese de contratar a un contratista con amplia experiencia en el trabajo con productos a base de asbetos. Él/ella se asegurará de que se haga de forma que proteja a su familia, y a su equipo, y conocerá la forma más segura de deshacerse de los viejos materiales.

2. Considere el valor de reventa

Se recomienda optar por un suelo de superficie dura para obtener el mejor valor de reventa. Incluso si usted nunca planea vender su casa, hay ventajas a los pisos de madera dura y azulejos:

  • Son fáciles de limpiar.
  • Los olores se eliminan en lugar de hundirse en las fibras.
  • Los suelos de madera son permanentes. Los suelos macizos bien cuidados pueden durar toda la vida de una casa.

Si quieres un toque de algo más suave bajo tus pies, puedes elegir una hermosa alfombra de área que ayude a “anclar” la decoración de una habitación.

3. Saber qué esperar de los instaladores y subcontratistas

Una vez que haya encontrado un contratista cuyo trabajo le guste, asegúrese de que están de acuerdo. Le pedirá que firme un contrato en el que se especifique el coste del proyecto y cómo se espera que pague. Su contrato puede incluso cubrir aspectos como la resolución de conflictos en caso de que no estés satisfecho con su trabajo.

Considere también la posibilidad de crear su propio contrato para que él lo firme. El contrato debe incluir aspectos importantes para usted, como la hora a la que llegará su equipo cada mañana, si realizará una limpieza diaria y cuántos días a la semana trabajará hasta que el trabajo esté terminado.

4. Tómese su tiempo

Los suelos de madera bien elegidos le acompañarán durante mucho tiempo. Tómese su tiempo para decidir qué suelo es perfecto para su espacio. Sí, puede ralentizar el proceso, pero le dejará más satisfecho a largo plazo. Inspírese hoy mismo si está buscando ideas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *