5 consejos para empaquetar como un profesional en una mudanza

Empaquetar toda la casa en cajas ya lleva bastante tiempo, pero si no te organizas, puede que te pases todo el tiempo libre intentando ordenarlo.

Con unos sencillos trucos de embalaje de Mudanzas Luján, podrás dedicar más tiempo a disfrutar de tu nueva casa en lugar de pelearte con el dispensador de cinta de embalar.

Crea un sistema para etiquetar tus cajas

Si bien es sabido que hay que empaquetar las cajas en función de la habitación a la que pertenezcan los artículos, puedes llevar el empaquetado de las cajas a otro nivel. También puedes etiquetar cada caja con un número, clasificando la importancia de su contenido.

Clasifica tus cajas por importancia, además de etiquetarlas con su habitación. Imagen: Pexels

Establecer una lógica de etiquetado te facilitará las cosas a la hora de desempaquetar, ya que sabrás qué cajas debes abrir primero y cuáles pueden esperar.

Separar la vajilla de la ropa de cama

Para evitar que tu vajilla se dañe durante la mudanza, debes colocar un acolchado entre cada plato o cuenco.

En lugar de gastar dinero en una cantidad excesiva de plástico de burbujas (que también se convertirá en un vertedero), puede utilizar la ropa de cama que ya tiene para envolver su vajilla, lo que le ahorrará tiempo y dinero a la hora de embalar y desembalar.

Guarda tus libros en maletas

Muchos de nosotros hemos acumulado una buena colección de libros. El problema es que pueden ser engorrosos de empaquetar y transportar el día de la mudanza. Además, no hay nada más desmoralizante que el hecho de que los libros se abran en la caja de cartón y caigan por el fondo.

Envuelve la ropa colgada en bolsas de basura

Separar la ropa de sus perchas y empaquetarla por separado es una pérdida de tiempo. Una solución rápida es meter de 5 a 10 prendas colgadas todavía en una bolsa de basura como si fuera una bolsa de ropa, y luego apretar la bolsa alrededor de la parte superior de las perchas.

Utilizando este método ahorrarás tiempo de embalaje y dinero en cajas. También puedes reutilizarlas para limpiar cuando estés en el nuevo lugar: todos ganan.

Evita que los cables se enreden con rollos de papel higiénico

Empaquetar todos los cables de los electrodomésticos juntos es una receta para el desastre que puede resultar en el escenario equivalente a desenredar las luces de hadas en Navidad.

Ahórrate la molestia guardándolos en viejos rollos de papel higiénico y marcando con un bolígrafo en el exterior para qué sirve cada cable. Si no has acumulado rollos de papel higiénico, puedes optar por bolsas ziplock (y si tienes bolsas ziplock reutilizables, mejor aún).

Este práctico truco hace que resulte más fácil relacionar cada cordón con su electrodoméstico al final del día de la mudanza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *