8 consejos para que tu hijo se aficione a aprender música

La música es una hermosa forma de arte. Tiene el poder de transportar a la gente a otro lugar y a otro tiempo, a la vez que les ayuda a expresarse de formas que no podrían hacerlo sólo con palabras. Sin embargo, con demasiada frecuencia los niños se ven desanimados a la hora de aprender música por motivos como el dinero o el tiempo. Pero hay algunas cosas sencillas de la escuela de Musica y canto en Bilbao que puede hacer como padre y que ayudarán a su hijo a aprender música, sin tener que gastar demasiado dinero.

¿Cómo hacer que tu hijo aprenda música?

Motivar a tu hijo para que se dedique a la música va a ser una tarea complicada porque la música es diversa. Tanto si se trata de la voz como de los instrumentos musicales, hay que encontrar un vínculo con ella. Para animar a tu hijo a aprender música, busca lo que le interesa y empieza por ahí. Puede ser un determinado tipo de instrumento o género, pero vale la pena preguntarles por sus grupos favoritos para ver si la música es algo que quieren explorar más de cerca. A continuación te ofrecemos 8 consejos para despertar el interés por la música en ellos.

Ir a orquestas o conciertos de música

Durante el verano, varias ciudades celebran conciertos de bandas y orquestas al aire libre. Llevar a tu hijo a esos conciertos le hará sentir el ambiente de la música. Ver a gente tocando varios instrumentos musicales y cantando llevará a tu hijo a aprender música. No es necesario gastar mucho dinero en las entradas. Hay varias actuaciones gratuitas o menos costosas para toda la familia.

Haz música en casa

Otro truco es que puedes aprender un instrumento para que tu hijo se interese por él. Es el momento de demostrarle tanto el placer como la dificultad de aprender un nuevo instrumento. Tu hijo no sólo se beneficiará de verte aprender, sino que se dará cuenta de que la música puede disfrutarse a cualquier edad. Aprender música es un proceso interminable.

Disfrutad juntos de la música

No hay nada como dedicar tiempo a crear un vínculo de calidad con una o dos canciones, aunque no estés en la misma habitación que tu hijo cuando las escuche. Puedes poner un disco y hablar de lo mucho que te gustó aquella vez que los vi en directo en tal o cual concierto. Esta es una buena manera de presentar a tu hijo nuevos grupos musicales, y te ayudará a estar al tanto de las últimas tendencias musicales para que, cuando te pregunte por ellas más adelante, estés preparado para todas sus preguntas.

Enséñales cómo es la música en directo

Nada puede sustituir la conexión emocional que alguien siente al estar frente a una enérgica actuación en vivo. Cuanto antes introduzcas a tus hijos en la música, más se beneficiarán a largo plazo. Forma parte de su proceso de aprendizaje tocando con ellos o escuchando con ellos. El hecho de que tú hayas disfrutado tocando el violonchelo de pequeño no garantiza que tu hijo lo vaya a disfrutar igual. Así que no sigas enseñando sólo sobre algo que a ti te gusta.

Permitir que tu hijo pruebe otras actividades es esencial, ya que puede tener otros intereses. Enséñale música sin presionarle para que le guste. Por eso, cuando le expliques la música en directo, asegúrate de que sea precisa y nítida. No aburras a tu hijo con una larga historia.

Inscríbalos en una clase de música

A los niños de todas las edades les encanta la música y, si se les anima lo suficiente, el cielo es el límite de sus habilidades musicales. Si su hijo ha mostrado interés por tocar instrumentos o cantar, inscríbalo en una clase como la de guitarra o el coro para que aprenda más sobre lo que se necesita para hacer música en el escenario. Hay muchas clases de música para niños, pero antes de elegir una intenta hacer lo siguiente.

Infórmate sobre su músico o grupo favorito

Esto te ayudará a saber qué género les gusta. A continuación, pregúntales si quieren intentar dar clases particulares de música si te lo puedes permitir.

Aprender música debe ser divertido, así que busca una clase interactiva.
Hacer preguntas permite que tus hijos conecten contigo y demuestra la importancia que le das a la música en tu vida diaria.

Proporciónales un conjunto de instrumentos

Hay muchos instrumentos que pueden comprarse a bajo precio o prestarse. Puedes empezar con una batería, una guitarra, un piano/teclado o un violín. La clave está en averiguar cuál es el instrumento favorito de tu hijo y comprárselo cuando sea mayor (quizá en torno a los 11 años). Le encantará. Obsérvalos de cerca para saber si sienten curiosidad por esos instrumentos. ¿Lo prueban a diario? ¿Te piden que les enseñes lo básico? Si es así, ya es hora de que des un paso serio en su pasión por la música.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *