Desinfectar y sanear su negocio durante la pandemia

Abrir y operar un negocio durante esta pandemia presenta problemas que pocos han sido capacitados para abordar. El objetivo de nuestros negocios es obtener un beneficio mientras mantenemos a nuestros empleados y clientes seguros. Las autoridades de salud pública locales, estatales y federales han publicado una guía que cubre casi todas las situaciones imaginables. Todas incluyen la desinfección del lugar de trabajo y el lavado frecuente de las manos (a veces llamado “higiene de las manos”).

La limpieza de rutina debe realizarse diariamente o una vez por turno. La desinfección de las zonas de alto contacto debe hacerse con más frecuencia, según la ocupación. Un enfoque práctico consiste en proporcionar un aerosol desinfectante (en forma de aerosol) en los baños y pedir a cada persona que utilice el baño que rocíe todas las superficies tocadas al salir del establecimiento. Los grandes baños públicos requerirán una atención continua de los conserjes.

Lavarse las manos es uno de los métodos más eficaces para reducir el riesgo de infección. Lavarse con agua caliente y jabón durante al menos 20 segundos es muy eficaz. Los empleados deben lavarse las manos al menos cada dos horas mientras están en el trabajo. Si esto no es posible, se debe usar frecuentemente un desinfectante de alcohol (o de peróxido de alcohol).

La selección de un producto desinfectante requiere prestar atención a su eficacia y seguridad. Desinfectantes para el uso contra el SARS-CoV-2 (COVID-19) debe ser su punto de partida. Tres clases de productos son los más efectivos:

  1. Los productos que contienen lejía (hipoclorito de sodio) suelen tener el menor tiempo de contacto. Tienden a ser altamente irritantes para la piel y la manipulación adecuada, por lo que el uso de guantes es esencial. Deben mantenerse alejados de los productos que contienen ácidos.
  2. Los productos que contienen alcohol (ya sea etílico o isopropílico) a más del 65% son efectivos. Tales productos a menudo contienen un segundo agente, como el peróxido de hidrógeno, que aumenta la eficacia. Los productos alcohólicos son inflamables y deben ser manipulados en consecuencia.
  3. Los desinfectantes de manos son generalmente productos a base de alcohol y el uso detapetes sanitizantes para las oficinas. También pueden contener un glicol para reducir la irritación de la piel. Se ha informado de algunos incendios asociados a volúmenes mayores que los encontrados en una botella de desinfectante personal.
  4. Los productos que contienen aminas cuaternarias (“cuats”) son eficaces pero requieren un mayor tiempo de contacto. Tienden a ser menos dañinos para la piel y por lo general no son inflamables.
  5. Si utiliza un servicio de limpieza, revise los agentes desinfectantes que utilizan con ellos. Como mínimo, obtenga una hoja de datos de seguridad (SDS), verifique la composición química y revise la información de seguridad.

El método de limpieza de las superficies dependerá del tamaño de las mismas. La mayoría se pueden limpiar bien con un trapo o un cepillo. Los aerosoles de aerosol de latas de tamaño de consumidor funcionan bien.

El uso de aerosoles o pulverizadores de mayor tamaño debe dejarse a los servicios de custodia comercial. Requieren una capacitación y procedimientos especiales para evitar la sobreexposición por inhalación al agente o la creación de una atmósfera inflamable con el consiguiente incendio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *