8 formas de reformar tu cocina en un fin de semana

Con el paso del tiempo, surge la necesidad imperiosa de reformar nuestra casa, o al menos algunas estancias. Es normal, algunas cosas se deterioran con el uso, nuestros gustos cambian o incluso nuestras necesidades se transforman. Pero lo cierto es que las reformas en casa, las tomamos con mucha cautela, y por mucho que queramos poner la cocina que hemos visto en el catálogo, no es una decisión que se pueda tomar a la ligera por todo lo que conlleva.

Además del desembolso económico que supone, tenemos cierto miedo a las reformas. Tendemos a creer que cambiar la imagen de nuestra casa va unido a días y días de escombros, cosas que no salen, permisos imposibles, y mucho más.

Pero hoy queremos mostrarte que hay cosas que podemos transformar en poco tiempo, sin hacer grandes obras y sin gastar mucho dinero en ello. A pesar de lo que puedas imaginar, es posible renovar tu cocina en un solo fin de semana, al menos si aplicas alguna de estas ideas, que le darán un toque original y personalizado. ¿Qué te parece?

1. Renovar el suelo

El suelo puede cambiar radicalmente el aspecto de cualquier estancia, incluida la cocina. Es fácil y rápido de hacer si optamos por suelos vinílicos o laminados, que no necesitan que se retiren las baldosas anteriores, ya que se encajan con un solo clic o pegado.

Según Modrego cocinas lo bueno de esta opción es que son muchos los acabados que tenemos disponibles, con diferentes colores, estampados, etc. Por lo tanto, seguro que encontraremos nuestro suelo perfecto para nosotros en un amplio catálogo.

2. Atrévete con la pintura

La pintura puede ayudarnos a cambiar nuestras paredes, pero no sólo eso, también tiene muchas otras posibilidades. Hay pinturas para todo tipo de superficies, desde los azulejos de la cocina hasta los muebles. Es una buena opción si tus muebles y el suelo están en buen estado pero simplemente quieres cambiar la imagen. Te ahorrarás tiempo y trabajo.

3. Cambiar la encimera

La encimera es uno de los elementos más llamativos de una cocina, por lo que puede influir mucho en la imagen de todo el conjunto. Una vez más encontramos un amplio abanico de posibilidades para todos los bolsillos. Desde encimeras de granito natural hasta encimeras de fórmica, que imitan prácticamente cualquier acabado.

4. Renovar el fregadero

Si queremos cambiar las tomas de agua del sitio no tendremos más remedio que hacer obras mayores. Sin embargo, cambiar simplemente el fregadero es muy fácil y rápido. Si la casa tiene ya unos años puede que tengas un fregadero anticuado, ahora hay muchos innovadores y útiles que nos facilitan las tareas.

5. Si quieres ganar espacio, instala una puerta corredera

Si tienes problemas de espacio en la cocina hay una solución muy sencilla y práctica: sustituir la puerta normal por una corredera. Las hay muy fáciles de instalar, las que tienen los herrajes a la vista, y puedes elegir entre muchos modelos. Si tienes una cocina pequeña te aconsejamos que elijas una con cristal para que fluya la luz natural.

6. Cambiar los azulejos del frente de la cocina

Cambiar todos los azulejos de la cocina puede llevarnos más de un fin de semana, sin embargo podemos conseguir un buen cambio si nos centramos en el frente de la cocina.

Para ello tenemos dos opciones principales, la primera es ampliar la encimera con un revestimiento del mismo material, o bien podemos optar por vinilos adhesivos que imiten los mosaicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *