7 razones por las que es un buen momento para visitar a un sexólogo

En los tiempos que corren, con un riesgo cada vez mayor de contraer ETS, la salud sexual es más importante que nunca. Esta guía analiza cuándo es el momento de acudir a un terapeuta sexual o visitar a sexólogos online.

Algunas personas pueden pensar que no se les puede decir lo que tienen que hacer cuando piensan en sus deseos carnales, pero esto está muy lejos de la realidad.

Si las cosas no se abordan adecuadamente, estos problemas pueden aumentar y realmente tomar el control de la relación, en su lugar. Pero, uno puede simplemente pedir ayuda. Y, esta es una de las señales que necesitas para visitar a un terapeuta sexual.

Cuando las personas tienen poca conciencia y conocimiento sobre su problema, esto puede hacer que sea aún más difícil para ellos ir a un sexólogo calificado para obtener ayuda.

Sin embargo, nunca es demasiado tarde y por eso, si crees que uno necesita visitar a un sexólogo, vamos a repasar todas las señales que pueden indicar que debe ir.

¿Qué es la salud sexual?

Para entender si uno necesita visitar a un sexólogo o no, hay que entender qué es realmente la salud sexual. Es un estado de bienestar mental, físico y social relacionado con la propia naturaleza sexual.

Las personas requieren enfoques respetuosos y positivos en sus relaciones.

Nunca se debe vivir con miedo a tener experiencias sexuales placenteras y deseables. Las personas también deben ser abiertas sobre sus dolencias físicas.

¿Sabías que las enfermedades de transmisión sexual, como el VPH, son las que más afectan a la comunicación de las parejas sobre el sexo y la salud sexual? Se trata de un virus tan frecuente, pero algunas personas optan por guardar silencio al respecto. Esto puede tener consecuencias indeseables.

Y esa es una de las principales razones por las que debería visitar a un sexólogo. A continuación, las demás razones por las que visitar a un sexólogo es importante para su bienestar físico y mental.

Principales razones para visitar a un sexólogo para tener una vida sexual feliz

1. Bajo deseo sexual

Es bastante autoexplicativo y no se preocupe si ha estado experimentando esto, pero esencialmente un bajo deseo sexual significa que uno no quiere buscar la intimidad con su pareja.

Todo el mundo debería tener sexo – ¡es parte de la vida!

Puede haber muchas razones diferentes para un bajo deseo sexual.

No hay que preocuparse y a menudo el bajo deseo sexual es un problema temporal. Sin embargo, si uno encuentra que persiste durante mucho tiempo y ambas personas en la relación están insatisfechas, uno debe hablar con un sexólogo para obtener alguna ayuda profesional.

2. Problemas psicológicos

Algunas personas, sobre todo los hombres, pueden tener problemas psicológicos como la disfunción eréctil, la incapacidad de penetrar o la eyaculación precoz, que pueden hacer que el sexo sea bastante difícil.

Sin embargo, todos ellos pueden tratarse médicamente y los sexólogos que visitan a la persona pueden informarle sobre la mejor manera de comenzar con dicho tratamiento.

La salud sexual de las mujeres también puede sufrir problemas psicológicos.

Los sexólogos pueden ayudar con la salud sexual tanto de las mujeres como de los hombres cuando hay problemas psicológicos en torno al sexo.

3. No estar en sintonía

A veces las personas pueden encontrar que sus deseos simplemente no coinciden donde ambos están satisfechos. Esto puede hacer que el sexo sea un poco complicado y fastidioso.

En este punto, es aconsejable visitar a un sexólogo porque puede ayudar a las parejas a hablar juntos de sus problemas y llegar a conclusiones maduras. A veces las parejas pueden preocuparse por esto cuando un sexólogo puede resolver el problema fácilmente.

Muchas veces introducir algo sencillo como usar la mejor cuerda para el sexo puede ser la solución.

4. Obsesión por el sexo

Si alguien se preocupa demasiado por los pensamientos sexuales, de día y de noche, esto podría afectar gravemente a su funcionamiento y rendimiento cuando los problemas psicológicos subyacentes requieren un análisis inmediato.

Los sexólogos pueden proporcionar una educación sobre salud sexual madura a las parejas y a los individuos para abordar las causas de fondo y ayudar a las personas a conseguir ayuda para sí mismas.

Merece la pena buscar ayuda profesional para poner remedio a los problemas antes de que crezcan.

5. Culpa en torno al sexo

Muchas veces las personas pueden sentirse muy culpables por tener relaciones sexuales, lo que les lleva a albergar sentimientos de culpa todo el tiempo.

Hay una serie de factores que pueden crear esto, como las malas experiencias sexuales, los traumas del pasado e incluso los casos desgarradores de haber sido víctimas de abuso infantil. Sea cual sea el problema que está creando la culpa, los sexólogos pueden ayudar y mostrar cómo mejorar la salud sexual gradualmente con el tiempo.

6. Incapacidad para el orgasmo

Puede ser bastante frustrante para las personas no lograr orgasmos, sin embargo, no es algo infrecuente.

En su mayoría ocurre con las mujeres, pero también con los hombres, los orgasmos pueden ser difíciles de alcanzar a veces. Si uno encuentra que no es capaz de disfrutar y tener orgasmos, entonces visitar a un sexólogo es ciertamente digno de consideración.

Si te preguntas “¿por qué es importante la salud sexual?”, es importante considerar tanto los aspectos físicos como los psicológicos.

7. Orientación sexual

Muchas personas, incluso las que mantienen relaciones comprometidas, pueden llegar a confundir su orientación.

Como mucha gente no suele hablar de esto, las personas pueden quedar atrapadas y vivir una vida con la que no se sienten cómodas.

Si uno no sabe cómo puede hablar de este tema abiertamente, debería enfrentarse a un terapeuta.

No sirve de nada vivir una mentira.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *