Cómo crear un sistema de pago en línea para pequeñas empresas

El ecosistema de pagos en línea es muy amplio y puede resultar un poco abrumador para el propietario de un nuevo negocio. Cuando busques el mejor sistema de pago online para una pequeña empresa, probablemente verás algunos nombres que reconozcas, como PayPal y Stripe, así como otros que no. Hemos elaborado una guía sencilla sobre los sistemas de pago en línea para pequeñas empresas, desglosando los aspectos básicos y proporcionándole toda la información que necesita para crear un sistema de pago en línea.

¿Cómo funciona un sistema de pago en línea?

En primer lugar, ¿Qué es un sistema de pago en línea? Es muy sencillo. Los sistemas de pago en línea son una forma de facilitar el pago de bienes y servicios en línea. Estos sistemas constan de tres partes -la pasarela de pago, el procesador de pagos y la cuenta comercial- que entre todos gestionan la totalidad de la transacción. A continuación se detallan un poco más estos elementos de los sistemas de CGE pago en línea para pequeñas empresas:

  • Pasarela de pago: Es un intermediario entre las compañías de tarjetas de crédito y el procesador de pagos. La pasarela de pago gestiona esencialmente la parte técnica de la transferencia de la información del titular de la tarjeta, garantizando que la transacción se complete de forma rápida y segura.
  • Procesador de pagos: Un tercero que gestiona el proceso de transacción con tarjeta. El procesador de pagos comunicará los datos de la tarjeta de su cliente con su banco y con el suyo propio, y suponiendo que tenga fondos suficientes en la cuenta, el pago se realizará.
  • Cuenta comercial: Es un tipo especial de cuenta bancaria que las empresas utilizan para aceptar pagos con tarjeta de crédito/débito. Sin una cuenta de comerciante, no podrá aceptar este tipo de pagos, por lo que las empresas de nueva creación deberían registrarse para obtener una cuenta lo antes posible.

Juntos, estos tres elementos de su sistema de pago en línea procesan toda la transacción de principio a fin, retirando los fondos de la cuenta bancaria de su cliente y depositándolos en la cuenta comercial de su empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *