Consejos para empezar en agencias y empresas

Ninguna otra disciplina de marketing es actualmente tan comentada como la comunicación por medio de estrellas de la escena de Facebook, Instagram, YouTube, Snapchat y Muscical.ly. Incluso en el negocio del deporte, las recomendaciones juegan un papel cada vez más importante.

Los influencers son valiosos embajadores de marca para las empresas, y a menudo son representados por agencias. Conseguir a estos creadores de tendencias es una emocionante tarea de marketing. Los puestos de trabajo correspondientes son prometedores y muy codiciados.

El marketing de influencers

Hace tiempo que se ha convertido en un componente fijo de la industria del deporte. Los fans, los Likes y las publicaciones de YouTubers y bloggers de moda son ahora la moneda de cambio que hace que las marcas deportivas tengan éxito, especialmente entre los jóvenes, que marque tendencias en la moda deportiva o que lleve a los atletas patrocinados al smartphone del grupo objetivo.

Este llamado marketing de influencers se ha convertido desde entonces en un negocio de mil millones de dólares en todo el mundo. Los seguidores se cuentan por centenares de miles y los influencers más populares, como las estrellas del pop, son intermediados a través de agencias. Es un negocio que, por parte de las empresas, requiere de especialistas con perspectiva y habilidades de marketing de primer nivel.

1. Conoce la escena

Sumergirse en la escena de los influencers dentro de la reputación digital no es posible de la noche a la mañana. Si quieres encontrar un trabajo aquí, debes estar involucrado durante meses, si no años, y saber qué multiplicadores no solo tienen muchos seguidores, sino que están realmente de moda.

Los YouTubers de fitness son un ejemplo. Algunos venden sus programas de fitness y por eso tienen muchos seguidores. Otros promueven suplementos nutricionales para el desarrollo muscular, o ya han sido criticados por sus métodos.

2. Tener un sentido para las marcas

No todos los influencers se adaptan a todas las marcas. Si, por ejemplo, el YouTuber de fitness probablemente más reconocido de Alemania, Alon Gabbay, con sus más de 2,5 millones de seguidores, realmente reforzará los mensajes que una marca quiere anclar en la cabeza de los usuarios es una cuestión de gestión de marca.

Las empresas suelen tener incluso directores de marca responsables de esto mismo. Sin embargo, Gugenheimer subraya que “el responsable de marketing de influencers tiene que tener como un sentido para las marcas que pueda estar atento a los multiplicadores adecuados para la marca y pueda integrarlos sin problemas en la gestión de la marca.”

Por ello, las empresas suelen contar también con expertos de marca especializados en estas nuevas tareas de los influencers.

3. Reclutar influencers: Negociar con mano de hierro

A estas alturas, todos los influencers de éxito se han colocado a sí mismos en el mercado y, por lo tanto, tienen agencias de fondo que venden sus servicios. Los clientes lo saben y están encantados de pagar, ya que los precios de los influencers y los servicios de promoción son más atractivos que los medios clásicos como la televisión.

Si un influencer tiene medio millón de seguidores en Instagram, por ejemplo, se puede contratar un “post patrocinado” a partir de 4.000 euros. Eso equivale a un coste por kilómetro (CPM) de 6 euros, que es muy asequible. Comparar los CPM de los distintos proveedores y combinarlos con los grupos objetivo más interesantes disponibles para ellos es un problema de aritmética empresarial.

El hombre o la mujer de negocios del responsable de marketing de influencers también se ve exigido cuando surgen negociaciones inflexibles con las agencias, especialmente cuando se trata de acuerdos a largo plazo.

Ofertas de empleo en la industria del deporte: Pincha aquí para ver los puestos ofertados >>>

4. Formular mensajes adecuados

Un influencer puede simplemente anunciar un producto en YouTube. Pero puede “sólo” probarlo, permaneciendo totalmente independiente en su opinión, lo que hace que tenga más credibilidad en el ambiente en el que se mueve para su audiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *