La cloración salina llega a todo tipo de piscinas

Muchas personas cuentan con una piscina o alberca en su domicilio, y aunque estamos acostumbrados a estar en contacto con estos cuerpos de agua artificiales creados para el entretenimiento, es importante brindarles el cuidado y mantenimientos más adecuados para mantenerlas limpias y desinfectadas, para de esta forma garantizar que estamos ingresando a una zona libre de contaminación, virus y bacterias. La verdad es que las piscinas son uno de los focos de infección y criaderos de bacterias y hongos más grandes, si no le brindamos periódicamente el mantenimiento adecuado.

Es por ello que el blog especialista en el tema, iteapool.com ofrece los mejores consejos para el cuidado y atenciones adecuados para tu piscina, además poner a tu disposición métodos y técnicas que te permitirán sacar el mayor provecho a tu piscina sin desperdiciar recursos, uso adecuado de herramientas tecnológicas para piscinas, entre otros variados temas publicados constantemente en su espacio dedicado para los amantes de las piscinas. Justo ahora nos centraremos en hablar sobre la importancia y relevancia de la cloración salina para todo tipo de piscinas.

La cloración salina se ha convertido en uno de los métodos más eficientes y de fácil uso en cualquier tipo de piscina o alberca sin importar sus dimensiones, contrario a lo que muchos puedan creer al asociar la palabra salina con el sodio, no se trata simplemente de agregar cantidades de sal a tu piscina para, sino de un procedimiento mediante el cual se inicia un siclo de desinfección a través de la aplicación de sal común a un sistema que se encarga de desinfectar la piscina.

Para que este proceso de purificación y desinfección de nuestra piscina pueda efectuarse, se debe contar con un clorador salino, estos pueden encontrarse en el mercado en diferentes presentaciones según las dimensiones y tipo de piscina que poseas, por supuesto independientemente del modelo del clorador, todos realizan la misma función, separar los elementos de la sal común o cloruro de sodio, a través del proceso de electrolisis, para distribuir en la piscina los elementos resultantes por separado que serían el cloro y el sodio. Este proceso es realizado automáticamente por el clorador, pero para lograr un mayor indicie de eficiencia es recomendable que este se encuentre funcionando en conjunto con el sistema depurador de agua.

A diferencia del cloro como elemento para la desinfección de la piscina, la aplicación de la sal común resulta mucho más eficiente y fácil, olvídate del peligro de almacenar cloro en cualquier tipo de presentación, ya que realmente son un riesgo para nuestros niños y mascotas, además en el proceso de electrolisis que permite el clorador, el agua salada que se transforma en cloro vuelve a convertirse en sal, por lo que este elemento posee una duración más larga a diferencia de usar cloro líquido, en polvo o pastillas, que además suelen ocasionar manchas en nuestras albercas.

Cada vez más personas optan por este sistema de cloración para la desinfección de sus piscinas debido a los grandes beneficios que representa, no solo por su facilidad de uso y aplicación, sino también porque se evita entrar en contacto con el cloro y resulta de gran ayuda para la imagen de nuestras piscinas. En iteapool encontraras todo el material necesario con relación a este y otros temas para el cuidado y atención de tu piscina que sin dudas terminara de convencerte, de porque la cloración salina llego para quedarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *