La ciencia de la colocación de los conos de tráfico

Los has visto un millón de veces, porque están por todas partes: los conos de tráfico. Tanto si se trata de un pequeño inconveniente que te hace girar y tomar otra calle, como si te encuentras con que toda una zona de la ciudad está cubierta de ellos, te has visto afectado por esos pequeños conos naranjas más de una vez. Se calcula que en todo el mundo hay unos 140 millones en uso.

Aunque los vemos todo el tiempo, ¿Cuánto piensa realmente en los conos de tráfico cuando los ve? Si es usted como la mayoría de la gente, la respuesta es: ninguna.

En caso de que tenga curiosidad, o en caso de que necesite saberlo para su propio proyecto de pavimentación, aquí tiene una guía en profundidad sobre los conos de tráfico: qué son, para qué se utilizan y mucho más.

¿Cómo utilizan los conos los contratistas y los pavimentadores?

También llamados TTC (controles temporales de tráfico) o conos de seguridad, los conos de tráfico naranjas se utilizan para redirigir el tráfico en una multitud de situaciones. Se utilizan para redirigir a los conductores para que eviten las zonas de construcción (como cuando partes del pavimento han recibido recientemente trabajos o han sido selladas), y también para evitar daños en la carretera.

Tradicionalmente, los conos de tráfico más cortos tienen 18 pulgadas de altura y se utilizan en zonas de menor velocidad. Los lugares residenciales son los que más probablemente encontrarán estos pequeños e icónicos conos.

Los conos más grandes, de 28 pulgadas de altura, se utilizan en zonas de alta velocidad como las autopistas. Son más visibles y, por tanto, pueden dirigir el tráfico desde una distancia mayor.

Las directrices básicas del uso de conos son:

  • Los conos naranjas deben ser de color naranja y estar hechos de un material que pueda ser golpeado por un coche sin causar grandes daños al vehículo.
  • Las zonas diurnas y de baja velocidad deben utilizar conos de al menos 18 pulgadas de altura.
  • Las zonas de alta velocidad deben utilizar conos de al menos 28 pulgadas de altura.
  • Para uso nocturno, los conos deben tener reflectores. Los conos de 26 a 38 pulgadas de altura deben tener dos bandas de reflectores blancos de 6 y 4 pulgadas de ancho.
  • Deben ser lo suficientemente pesados o estables para soportar el tráfico y las condiciones meteorológicas. Pueden duplicarse para aumentar el peso en condiciones de viento. Se debe añadir un mínimo de lastre para evitar que se muevan y al mismo tiempo prevenir posibles daños al vehículo.
  • Encontrará más detalles en la página web del Manual de Dispositivos Uniformes de Control del Tráfico.

¿Cómo reaccionan los conductores ante los conos de tráfico?

Pautas para actuar con seguridad en zonas de conos de tráfico
Recuerde, especialmente si está conduciendo un camión grande u otro vehículo pesado, que los conos no le frenan, sino sus frenos. Asegúrese de:

Reducir la velocidad con cuidado cerca de cualquier zona de conos.
Manténgase alerta: intente evitar cualquier distracción como el teléfono, la radio o cualquier otra cosa.

Piensa en cualquier cono como si hubiera una persona detrás de él.

  • Conducir con seguridad en una zona de conos
  • Vaya despacio
    Planifique siempre una ruta para disponer de tiempo de viaje adicional en caso de obras u otros bloqueos de la carretera (es decir, espere lo inesperado).
    Preste atención a los límites de velocidad indicados. No sólo es más peligroso acelerar en las zonas de conos, sino que las multas suelen ser más elevadas.
  • Deja un espacio extra entre los vehículos. No puedes evitar que te sigan, pero puedes evitar seguir a la persona que te precede.
  • Evita las distracciones
  • No envíes mensajes de texto ni utilices ningún dispositivo mientras conduces. Concéntrese en la carretera.
  • Sigue las señales, las banderas y las indicaciones de los trabajadores.
  • Respete a los trabajadores de la carretera
  • Reduzca la velocidad y preste atención en las zonas de conos, aunque no vea a nadie trabajando.
  • Sea paciente.
  • Mantén el contacto visual con los trabajadores que veas, para que sepan que estás pendiente de ellos.
  • En resumen: reduce la velocidad, presta atención y sigue las normas. Si haces estas cosas, puedes salvar la vida de alguien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *