Los 5 diferentes tipos de bancarrota

Es comprensible que el gobierno haya hecho provisiones sobre diferentes procedimientos de bancarrota que una persona o un grupo puede adquirir para protegerse de sus acreedores.

De esta manera, se evitarían las demandas que el acreedor está obligado a presentar contra el prestatario. También tendrá la oportunidad de proteger sus propiedades de retener la posesión de sus bienes.

Sin embargo, es importante recordar que la declaración de quiebra no prohibirá el enjuiciamiento penal ni cancelará las obligaciones fiscales. Además, una persona no puede utilizar la quiebra como motivo para excusarse de sus obligaciones financieras para con sus hijos o la pensión alimenticia.

Veamos algunos puntos básicos sobre cada tipo de quiebra que están disponibles para el público.

  • Capítulo 7. Entre los 5 tipos de bancarrota, esta es la más sencilla. Un individuo, una pareja casada o socios de negocios pueden solicitar este procedimiento. Antes de presentar una solicitud, el individuo o el grupo será entrevistado por un representante de una agencia de asesoría crediticia. Se le pedirá que se presente en el tribunal. Por lo general, el procedimiento tarda unos tres meses y medio en realizarse. Después el individuo será declarado libre de deudas no garantizadas del pasado. Se le asignará un fideicomisario que se encargará de identificar cuáles de sus bienes estarán exentos de la quiebra. El resto de sus bienes serán vendidos y distribuidos entre sus acreedores.
  • Capítulo 9. Este tipo de procedimiento de bancarrota trata particularmente con los municipios. Según el código de quiebras, un municipio puede ser una subdivisión política o un organismo público. Dado que involucra a un grupo más grande, este tipo es mucho más complejo que las otras quiebras.
  • Capítulo 11. Este tipo de procedimiento de quiebra generalmente se aplica a las corporaciones comerciales. No habría ningún fideicomisario designado para una corporación; en su lugar, la propia corporación presentará sus propios planes de reforma. Esto puede incluir acciones para tratar de recuperar la productividad de la empresa, consolidación de la deuda y estrategias de reembolso como la venta de algunos activos, la fusión y otras posibles opciones para generar algunos fondos.
  • Capítulo 12. Este tipo de quiebra es exclusivamente para agricultores familiares y pescadores. En este caso, no perderá ninguno de sus activos pero se le exigirá que pague sus deudas con sus futuras ganancias.
  • Capítulo 13. Similar al capítulo 12, aquí se permite a un individuo retener sus bienes y pagar sus créditos con su futuro salario. Puede destinar al menos el 10% o más de sus ingresos para compensar sus deudas. Se pueden hacer provisiones en su nombre para dar alguna ayuda con sus planes de pago

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *